Maltrato infantil I

Posted by | septiembre 17, 2015 | Maltrato infantil | No Comments
Maltrato físico y psicológico.

     Algo impensable para muchos pero que desgraciadamente ocurre cada día en muchos hogares tanto en España como en el mundo, es el maltrato infantil tanto físico como psicológico.

En este primer artículo nos centraremos en las características de este tipo de maltrato y sus efectos. Y en una segunda parte hablaremos de los indicadores que se dan en los niños que sufren este tipo de maltrato.  Pero antes de empezar queremos citar las noticias aparecidas hoy en un diario nacional:

Detenida una pareja en Málaga por presuntos malos tratos a su bebé de cuatro meses.

El 75% de los niños atendidos en urgencias por posibles malos tratos regresa a casa.

Condenan a una pareja por azotar a su hija de 13 años, y al padre también por abusar de ella.

Son noticias escalofriantes que nos lleva a pensar cómo hay gente capaz de realizar este tipo de aberraciones, pero desgraciadamente existen y con demasiada frecuencia.

Existen varios tipos de maltrato, nosotros en esta ocasión hablaremos del maltrato físico y el maltrato psicológico. El maltrato por abandono lo trataremos en otro artículo más adelante.

MALTRATO FÍSICO:

  • “Cualquier acción no accidental de los cuidadores que provoque daños físicos o enfermedad en el niño o le coloque en grave riesgo de padecerlos.
  • Suele dejar señales físicas, pero no necesariamente.
  • Si no hay señales, se requiere un conocimiento cierto de la existencia de los actos de maltrato (por ej., excesivo uso del castigo corporal o palizas).

 

MALTRATO PSICOLÓGICO:

  • Se considera que existe maltrato psicológico cuando se aprecian incidentes extremos o un patrón crónico repetitivo de alguna de estas condiciones:  aterrorizar, aislar y explotar/ corromper.
  • Avergonzar y/o ridiculizar al niño por mostrar emociones normales como afecto, pena o tristeza.
  • Elegir persistentemente a un niño para criticarle, castigarle, hacer las tareas del hogar o recibir menos premios.
  • Humillar al niño en público.
  • Aterrorizar al niño con cualquier conducta que amenace con daño físico, muerte, abandono, o colocar al niño o a personas, animales u objetos queridos por el niño en una situación de peligro claramente reconocible: colocar al niño en situaciones caóticas o impredecibles o colocar al niño en situaciones evidentemente peligrosas.
  • Establecer expectativas no realistas con amenazas de pérdida, daño, o peligro si el niño no las alcanza.
  • Amenazar con actos de violencia hacia el niño o hacia personas u objetos queridos por el niño.
  • Aislarlos de comportamientos que niegan al niño las oportunidades para satisfacer sus necesidades de interacción o comunicación con iguales o adultos tanto dentro como fuera del hogar.
  • Encerrar al niño  o limitar de manera no razonable su libertad de movimientos dentro de su ambiente.
  • Limitar de manera no razonable o restringir sus interacciones sociales con iguales o con adultos.
  • Fomentar comportamientos que promueven en el niño el desarrollo de conductas desadaptadas y desadaptivas socialmente.
  • Promover, permitir o hacer imitar conductas antisociales (por ejemplo, actividades delictivas, abuso y tráfico de drogas, violencia o corrupción hacia otros).
  • Promover, permitir o hacer imitar conductas inapropiadas al momento evolutivo del niño (por ejemplo, hacerle desarrollar un rol parental o un rol muy infantil o tener que realizar sueños incumplidos de los padres).

Ambos tipos de maltratos vienen dados por un tipo de educadores (padres, tutores, etc) que cumplen un patrón de conducta:

  • Utilizan una disciplina severa o impropia para la edad.
  • Perciben al niño de manera muy negativa.
  • No dan ninguna explicación con respecto a la lesión del niño.
  • Las explicaciones son ilógicas, no convincentes o contradictorias.
  • Intentan ocultar la lesión del niño o proteger al autor de la misma.
  • Existe un amplio espacio de tiempo entre el momento de la lesión y el requerimiento de atención.
  • Presencia de psicopatología: Psicosis o psicopatía.
  • Ellos mismos fueron personas maltratadas en su infancia.
  • Parecen no preocuparse por el niño.
  • Culpa o desprecia al niño. Educación desvalorizadora.
  • Es frío o rechazante. Rechazo verbal por cualquier acción del menor que rompa mínimamente los límites establecidos.
  • Niega amor.
  • Trata de manera desigual (privilegiada) a los hermanos.
  • Parece no preocuparse por los problemas del niño. Con exigencias superiores a las propias de la edad.

En definitiva, se traduce en problemas en áreas de:

  1. Competencia social y adaptación social.
  2. Problemas de Comportamiento.
  3. Habilidades cognitivas y solución de problemas.
  4. Rendimiento académico.

 

EFECTOS FÍSICOS:

  • Cicatrices
  • Desfiguraciones
  • Daño neurológico
  • Disfunciones visuales y auditivas
  • Problemas de crecimiento

EFECTOS PSICOLÓGICOS A CORTO PLAZO:

  • Creencias negativas de autoevaluación: baja autoestima y bajas expectativas de auto-eficacia.
  • Déficit cognitivo y de lenguaje: retraso en la aparición de habilidades y uso del lenguaje,  bajo rendimiento y logro escolar, bajos niveles de juego simbólico.
  • Déficit de autoregulación: escaso o nulo control de la ira y la agresión, ansiedad, depresión, comportamiento excesivamente complaciente con los adultos, auto-daño.
  • Dificultades de relación: apego ansioso-evitativo o desorganizado, escape de casa chicos/as mayores y adolescentes, dificultades de empatía, dificultades en las relaciones con los iguales. Por un lado, elevados niveles de agresión física y verbal, responden con ira y agresión a los compañeros que se acercan amigablemente como a los que dan muestras de estar pasándolo mal. Por otro lado, alto grado de retraimiento y evitación de las relaciones.
  • Problemas externalizados (especialmente en hombres): delincuencia preadolescente, agresión (contra no familiares, hijos, novias, esposas), violencia doméstica, maltrato infantil, abuso de sustancias.
  • Problemas internalizados (especialmente en mujeres): autolesiones, suicidio, ansiedad, depresión, somatizaciones, psicosis, disociación.
  • Dificultades para establecer y mantener relaciones íntimas.
  • Fallos importantes a la hora de interpretar las claves sociales relevantes: interpretan hostilmente la conducta de los otros, carencia de habilidades adecuadas de solución de problemas interpersonales, aunque los resultados en este caso son mixtos.
  • Problemas educativos y vocacionale: retraso intelectual y académico, las habilidades cognitivas pueden estar afectadas: En chicos abandonados el CI más bajo que en los maltratados físicamente; en chicas en ambos grupos el CI era igualmente baja, ausencia del colegio (novillos), escasa orientación educativa y vocacional.

El maltrato infantil es una conducta que no se puede tolerar bajo ningún concepto. Ante una situación de maltrato infantil es absolutamente necesario denunciar la situación.

Artículo escrito por: Carolina Butrón. Pide cita

Te invito a compartir este artículo para que más personas lo conozcan y se beneficien de la información. ¿Cómo?:

»Dale al corazón  del artículo

»Dale un “Me Gusta”

»Tuitéalo

»Agrégalo a tus Pines “Pin it”

About Carolina Butrón

Leave a Reply

Your email address will not be published.

TE LLAMAMOS GRATIS PINCHA AQUÍ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies